CINCO MANERAS DE HABLARTE QUE TIENE TU YO SUPERIOR - Endi Bresci - Regresiones a Vidas Pasadas Hipnosis Capital Federal
Saltar al contenido

CINCO MANERAS DE HABLARTE QUE TIENE TU YO SUPERIOR

julio 17, 2016

Buen día a todos, hoy les quiero compartir una nota muy interesante sobre lo que podemos llamar la percepción y el entendimiento de los mensajes de nuestro yo superior. Muchas veces no entendemos este tipo de lenguaje muy particular, capaz gracias a estas pequeñas técnicas tendremos un poco más de consciencia con el tema

Cuando nos sentimos perdidos; solos y confundidos, muchas veces le pedimos instrucciones al Universo, pero a veces olvidamos prestar atención a las respuestas que nos llegan de dentro. Nuestro Yo Superior, nuestro Espíritu y el Universo se comunican con nosotros de formas silenciosas y sutiles, que a menudo requieren nuestra atención para apreciarlas totalmente. Tenemos a continuación unas cuantas formas de recibir una guía en nuestra vida diaria.

1.- La sensación visceral. La llamamos “visceral” por una buena razón; ¡se siente en las vísceras! Puede ocurrirnos cuando conocemos a alguien, cuando entramos en una habitación o cuando debemos tomar una decisión importante. Tal vez sintáis una especie de punzada en el estómago, o una sensación extraña e incómoda en la zona del plexo solar. Es una señal segura de que algo “va mal” y de que probablemente deberíais mantener cierta distancia de lo que está desencadenando esa sensación. Por el contrario, tal vez sintáis el revoloteo de unas “mariposas” en el estómago, una sensación de gozosa anticipación o tal vez un alegre cosquilleo. Dejad que esos sentimientos positivos os hagan avanzar en vuestro camino porque indican que estáis exactamente allí donde necesitáis estar. Prestad siempre
mucha atención a estas sensaciones físicas, porque son el barómetro del Alma.

2.- Señales y sincronicidades. Vuestro Yo Superior y Espíritu intentan muchas veces llamaros la atención con señales del mundo físico que os pueden ayudar a conectar con la sabiduría de vuestra Alma. Estos signos pueden ser visuales, como las mariquitas, los pájaros, o las monedas y plumas que se encuentran en lugares inusuales o significativos. Pueden ser
sonidos, como una canción especial que se oye exactamente en el momento adecuado, un carillón o unas campanitas sin causa discernible, unas palabras de alguna conversación que oís y que responden a una pregunta que teníais, o incluso una voz que oís y que os habla.
Pueden ser aromas de comida, de flores o colonia, que invocan fuertemente un recuerdo. Sean lo que sean, si vuestra intuición os dice que es una señal, dad por sentado que ¡vuestra intuición está en lo cierto!

3.- Fuertes impulsos o inquietud. Cuando sentís que es el momento de hacer un cambio, es buena idea prestar atención a ese sentimiento, aunque no parezca tener lógica. Vuestra Alma sabe cuándo es el momento adecuado para avanzar y empieza a manifestar nuevas experiencias y desafíos y os dará señales con sensaciones que van desde una sensación de insatisfacción con vuestra situación actual hasta un ansia por explorar nuevas opciones. Cuando aparezcan estas sensaciones, aseguraros de entrar en vuestro interior mediante la meditación o la plácida contemplación y permitiros explorar esos impulsos para ver a dónde os llevan. Podría ser un lugar maravilloso.

4.- Sueños y visiones. Vuestro Yo Superior y Espíritu se comunicará muchas veces con vosotros a través de vuestros sueños. Si veis que estáis en una fase de sueño vívido que evoca una respuesta emocional, empezad a escribir un diario con los sueños. Tened a mano en la mesita de noche una libreta y un bolígrafo y apuntad todos los sueños que podáis recordar al
despertar, antes de empezar la rutina de la mañana. Después repasad esos sueños de vez en cuando para ver si podéis discernir algún esquema de emociones recurrentes. Prestad también atención a cualquier visión que aparezca cuando meditéis durante el día. Tal vez estéis acostumbrados a llamar a esas visiones “sueños diurnos” y creáis que son simplemente
producto de vuestra “imaginación”, por lo que no les dais demasiada importancia. Pero ¿qué ES exactamente vuestra imaginación? ¿Qué parte de valiosa guía pasáis por alto al suponer que esas visiones y sueños no son más que un producto del cerebro y no una ventana que da a vuestra Alma?

5.- Fuertes emociones. Siempre podemos escoger nuestras respuestas a las poderosas respuestas emocionales que tenemos hacia nuestro mundo. Podemos optar por hundirnos en las emociones y utilizarlas como excusa para evitar el cambio o podemos dar un paso atrás respecto a la situación y verlas como una señal de que se nos está ofreciendo una oportunidad
para aprender algo valioso sobre nosotros mismos y nuestra vida. Si alguien en vuestra vida os provoca regularmente emociones desagradables, ¿podríais utilizar esa experiencia como un espejo de algo que quisierais elaborar dentro de vosotros? Si sentís tristeza y dolor, ¿podríais honrar la necesidad de retiraros temporalmente, de entrar en vuestro interior y encontrar vuestra fuerza interna? Vuestras emociones son un poderoso indicador del progreso que estáis haciendo en el viaje de vuestra Alma; aseguraros de aprovecharlas al máximo, en vez de considerarlas como un catalizador del victimismo. Recordad que siempre tenemos a nuestra disposición una guía y que siempre obtendremos respuestas a nuestras preguntas. Si cultivamos la confianza en nuestra intuición, si encontramos ese espacio de paz en nuestro interior y prestamos atención a las señales sutiles de nuestro Yo Superior, podremos realzar el maravilloso viaje de nuestra vida terrena.

Información extraída de la revista Sophia, No. 307, Julio-Agosto 2015, Sociedad Teosófica, Española.

WhatsApp chat
A %d blogueros les gusta esto: