fbpx Saltar al contenido

Reiki para Mascotas

septiembre 29, 2015

Reiki para Mascotas

Los perros asimilan muy bien el Reiki. Con unos pocos minutos es suficiente para cargarles las pilas a tope. Las personas solemos necesitar sesiones mucho más largas que ellos (salvo que que se trate de perros realmente enfermos, que lo necesiten mucho).

El Reiki para los perros puede tratar muchas dolencias que puedan inhibir actualmente su perro.

Puede reducir la tensión, dolor, dolores de cabeza, trastornos del estómago, asma, problemas traseros, problemas respiratorios, displasia canina de la cadera, ansiedad, lalergia, el gripe del gato –RVF bronconeumonía, las cataratas, la conjuntivitis, el entropión y muchos más.

Después de realizar su primera sesión con su animal doméstico, usted verá resultados inmediatos de usar Reiki para su mascota.

¿Cómo puede el Reiki ayudar a los animales?

* Reiki puede aliviar los efectos de artrosis y otras dolencias debilitantes;
* Reiki puede acelerar la curación de un postoperatorio y otros traumatismos tales como heridas, esguinces, luxaciones y fracturas;
* Reiki puede retrasar la aparición y la progresión de enfermedades degenerativas;
* Reiki puede energetizar y revitalizar a animales seniles;
* Reiki puede calmar y tranquilizar a animales hiperactivos o estresados;
* Reiki puede ayudar a aliviar letargia y depresión;
* Reiki no puede sustituir, sino complementar a otras terapias.

reiki-for-dogs-kathleen-and-dakota

Cómo trabajar con nuestras mascotas?

Dar Reiki a las mascotas requiere, a veces, un poco de paciencia. Cuando están enfermos es fácil conseguir que acepten nuestro Reiki (porque se están más quietos), pero si se trata de perros muy jóvenes o nerviosos, que no están enfermos en absoluto, puede resultarnos complicado, ya que algunos se mueven mucho. Para darles Reiki hay que buscar el momento en que nos dejen. Quiza esto signifique que, también en el caso de los perros, haya que esperar a que nos concedan su “permiso”, igual que cuando le damos Reiki a una persona.

Sistema energetico

catDogChakras
Las mascotas tienen los chakras mayores situados de una forma parecida a las personas: el séptimo chakra está en lo alto de la cabeza, el sexto, entre las cejas, el quinto en la base del cuello, el cuarto, encima de las patas delanteras, el tercero entre las propias patas, el segundo, un poco más arriba de los genitales y el primero, en la zona del ano. Este metodo se centra en cambiar la energía a partir de un centro a otro para causar el balance. La mano coloca control el chi y libera en última instancia la aureola de su animal mientras que tiene en cuenta un flujo continuo de la energía. Los siete centros consisten en el chakra de la raíz, el chakra del ombligo, el chakra solar del plexo, el chakra del corazón, el chakra de la garganta, el tercer ojo, y el chakra de la corona. Estos charkas están conectados específicamente con diversas glándulas en su perro. El Reiki hará que las glándulas lanzen las hormonas directamente en la corriente de la sangre y controlen todos los aspectos de sus actividades diarias de los perros y pensamiento sano.

Observa al animal mientras le das Reiki

Si tratas a un animal, presta especial atención a la forma en que se coloca delante de tus manos. Algunos animales, sobre todo si están acostumbrados a recibir Reiki con frecuencia, suelen mostrar con precisión dónde desean que situemos nuestras manos. En ocasiones, cuando desees colocar tus manos en otro lugar, notarás cómo el animal se gira para que continúes con las manos en el mismo lugar en que estabas. En este caso, lo adecuado es respetar el lugar que te indica el animal.

Algunos animales se tumban espontáneamente mientras les estamos dando el Reiki, aunque no siempre ocurre. Es más frecuente que suceda con animales que están enfermos.

reikiok

¿Cuánto tiempo darles Reiki? 

Se les puede tratar entre 30 – 60 minutos

A los perros a veces les gusta que se les de más tiempo, no hay inconveniente en alargar la sesión todo el tiempo que necesite el animal. Si se trata de un animal muy enfermo, podemos tratarlo una o dos horas, igual que a las personas. Los animales te hacen saber cuándo debes terminar. Se alejan de ti o sencillamente, se levantan.

A %d blogueros les gusta esto: